En búsqueda de lo “bueno, bonito y barato”

La disyuntiva de la relación precio-valor
August 11, 2017
La “desatinada” estrategia de tener precios bajos todos los días
August 11, 2017
 

La carrera “hacia el fondo” es despiadada e incansable.

Hace unos meses atrás compré un par de zapatos casuales baratos para usar los fines de semana en un sitio web. La tienda los envió dentro de una bolsa, sin caja, porque así era más barato. Por supuesto, los zapatos llegaron varias semanas después deformados y con un par de marcas notorias por efecto de alguna carga vecina que debió haber competido por espacio durante el viaje, porque muy probablemente enviarlo de esa forma fue más barato.

Envié un email a servicio al cliente tal como aparece en el sitio web, pero la empresa solo respondió con un mensaje automático y genérico, porque hacerlo así era más barato. Ellos nunca contestaron el teléfono ni respondieron mis siguientes emails.... adivinaste bien, porque hacerlo así era más barato.

Por supuesto, tu empresa tiene competencia. Pero la mayoría de las empresas líderes no están ganando la guerra de precios eliminando la post venta, la atención al cliente o el mero sentido común. Ellos ganan por sus economías de escala y sus constantes mejoras operacionales, nada de esto de fácil acceso o disponible a ti.

Cuando un competidor o un nuevo entrante baja el precio, las empresas entran en pánico como si el piso se les desapareciera de en medio de los pies, comúnmente respondiendo con la misma moneda y convirtiéndose en nada más y menos que una sombra de lo que fueron antes.

Una vez que entras en esta guerra de precios y decides convertir tus productos y servicios en un “commodity”, todas aquellas decisiones tomadas en el pasado para ser lo menos parecido a esto se desmoronan en virtud de tu búsqueda de clientes como el más barato.

Ser barato es el último refugio y estrategia de una empresa y unos gerentes que no pueden o no saben cómo ser mejor.

La alternativa es simple y directa: escoge ser valioso, notable, fiable, responsable, digno, avanzado, cómodo, confiable, carismático, considerado, divertido, fácil, último en tendencias o cualquier otra cosa excepto “el más barato al costo que sea”.